Blogia
cuentos musicales

CARTA A PAGANINI

CARTA A PAGANINI           

Génova a 27 de octubre de 1825 

 Estimado amigo Niccolo:  

 Cuando recibas la presente, estaré camino de Florencia. Me han ofrecido un discreto pero bien remunerado trabajo como director del coro de la capilla de la Santa Croce que he  aceptado sin pensármelo ni un instante. Pese a que no te he dicho nada, la situación monetaria de mi familia es precaria, así que no he tenido más remedio que marcharme. Siento no haber podido esperar a que regresaras de tu gira de conciertos por Francia  y despedirme personalmente. Aunque espero volver a verte, no quiero que el destino me lleve al lado oscuro sin pedirte perdón. Te preguntarás cual es el motivo por el que mi conciencia me castiga y me suplica que logre tu clemencia. Hemos sido y seremos amigos, casi hermanos. Te he ayudado cuando me lo has pedido. Me he alegrado de tus éxitos y he sufrido con tus desgracias. Tú has hecho lo mismo. Creo que la amistad “solo” consiste en eso. Pero he cometido un error. Un grave error. Creo que el más grave. Mi admiración por tu alma musical ha rozado la envidia. He querido tener tu mente, para dibujar en el pentagrama de mi vida las melodías que solo tú has podido crear. He intentado desesperadamente que mi violín hable como el tuyo, y sus palabras de ánimo,  vertidas en la profundidad de mi soledad, puedan apagar la frustración de quien se siente vacío, invisible, mortal. He codiciado tener  tus manos, tantas veces objeto de absurdas burlas y befas solo atribuibles a la ignorancia del que desconoce que esos dedos,  largos como el momento en que uno espera su propia muerte, son el más hermoso de los regalos con que la naturaleza puede  agasajar un intérprete. He soñado tener tu oído y retener en su interior las notas que no caben en  papel alguno. He anhelado inspirar leyendas, alimentar la fantasía de las gentes. He ambicionado acariciar la perfección a través de la música y arrebatarle ese privilegio a tu talento. Ese es mi pecado,  compañero.....Intentar abrazar la utopía de ser tú. Espero sepas perdonarme. Con mis mejores deseos   

Fabricio Muinello             

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Óscar -

Importante reflexión encuentro para dignificar la debilidad mundana y el pecado capital del homo sapiens,pero aún así,que envidia!!!!!! Un abrazo y hasta la victoria siempre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Bombardino -

Soberbio, sublime, grandioso. Son las cinco y media de la mañana de un sábado y me has hecho llorar ginebra. Mañana me levantaré mucho mejor. Puntal,titán, fenómeno, Adalid del Boitilianismo. Vas a ser el padrino de mis hijos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres